LOS GRADOS DEL REIKI 

El iniciado en Reiki-I se llama Servidor de la Luz, porque deseo enfatizar la noción de servicio y  de entrega que es la base de amor y compasión necesaria en toda práctica terapéutica.  Este grado faculta para realizar tratamientos con las manos, sea a uno mismo o a otro ser vivo; por ello el sanador Reiki-I es un terapeuta manual que simplemente aplica sus manos conscientemente, la intención es el activador y la energía actúa de forma impersonal. En este primer nivel se asigna un espíritu-guía. 
Al iniciado en Reiki-II se le llama Portador de la Luz y está facultado para realizar tratamientos a distancia o mentales, por lo que el sanador Reiki-II es un terapeuta psíquico, que interviene voluntaria y personalmente en el proceso de canalización al elegir la modalidad de patrones. En este caso el guía único del primer grado se convierte en varios; puede intuirse su presencia o no, pero nos están asistiendo en nuestras terapias, llegando a facilitarnos información que no pueden llegar a conocerse por otra vía lógica. 
En el Nivel III se alcanza la Maestría Reiki. El Maestro de Reiki tiene la más alta responsabilidad al convertirse en un sostenedor del linaje de la enseñanza, que significa que tiene por delante la tarea de equipararse realmente con los guías  espirituales que están en el origen de la canalización, en los planos de pura Luz; y conforme alcance su propia realización espiritual, el llevar creativamente el sistema Reiki a la evolución con sus aportaciones maestras.  

Si deseas información sobre los cursos de Reiki I.
Si deseas información sobre los cursos de Reiki II.
Si deseas información sobre los cursos de Reiki III.
Si deseas información sobre los cursos de Maestría.

    
  

OSHAR. Maestro Reiki Usui Ryoho