Limpieza de Cristales

En numerosos textos se menciona que la limpieza de los cristales de cuarzo debe hacerse, entre varios métodos, con sal diluida en agua; pero teniendo en cuenta que la sal es un descargador de energías, éste las irá descargando así como los programas que contenga. Recordemos que los cristales son acumuladores de energías solares, telúricas, estelares, cósmicas y humanas. El cristal deberá limpiarse cada vez que se use.

Es por ello que no soy partidario de esa práctica con sal porque hace que se cree un electrolito que descarga la memoria eléctrica de la piedra, y sugiero la limpieza con otros métodos: 

*  Solución al 50% de agua y alcohol durante 24 horas.

*  Según ciertas técnicas chamánicas, sumergir el cristal en una infusión de Poleo o  bien, Cedro y Salvia –usado por los indios americanos- durante un número impar de horas (1, 3, 5, 7 ó 9 horas).

*  Colocándolo en la corriente del agua de un río (media hora, aproximadamente) o en su defecto, agua del grifo algo más de tiempo. El agua de lluvia es un excelente limpiador.

*  Mediante el humo de incienso, durante el tiempo que “sintamos” que se precisa para que esté limpio.

*  Las personas que practican Reiki, al coger entre las manos el cristal proyectarle el símbolo Sei-He-Ki para inscribirlo en él, durante el tiempo que nuestra intuición nos indique

*  Conectarse con nuestro Ser Interior (Yo Superior); imaginar que nos inundan las energías cósmicas entrando por nuestro chakra de la Coronilla (7º) hasta llegar al chakra del Corazón (4º); imaginar que nos sube la energía telúrica (de la Tierra), por nuestros pies hasta también el cuarto chakra; una vez unidas, pasa a nuestras manos para proyectar sobre la piedra la energía y visualizar que la piedra está en ese arroyo, o sencillamente visualizar que esa energía entra en el cristal.

*  Algunos autores, proponen la exposición al sol. La conveniencia de exponerlo durante un día completo es para que la carga este equilibrada de yin (tardes) y yang (mañanas). Prácticamente solo deben colocarse los cuarzos, por lo que no deberemos exponer las calcitas, selenitas, etc.

*  Otra forma muy interesante es colocar los cristales encima de drusas de cuarzo, que pueden estar expuestas al sol y a luna.