LOS PROCESOS BIOLÓGICOS

Para poder establecer el orden de los procesos biológicos del cuerpo, existe una estructura dedicada a ello, el Fornix.

El Fornix tiene una estructura amorfa semejante a una aponeurosis sólida y su principal característica es la de llevar y traer información en ambos sentidos desde la cavidad craneal hasta la torácica, con fibras nerviosas  que van y vienen hacia los miembros superiores, inferiores y demás estructuras que conforman el cuerpo y muy sensible a cualquier agente patógeno.. Comunica neurológicamente las estructuras superiores cerebrales.

El Fornix es el controlador para que la Biocuántica establezca el orden perfecto definido por los enlaces bioquímicos (Par Biocuántico) que establecen doble polaridad en cada punto del cuerpo. Una de las características del Fornix es secuenciar reparaciones y protecciones para finalmente entrar en regeneraciones tisulares.

Gracias a la Biocuántica se conocen todas las estructuras y sobre todo sus secreciones de cada una de manera tal que todo en su conjunto obedece a la organización de la estructura del pensamiento proporcionando control a nivel bioquímico y sobre todo a nivel atómico. Y también se conoce como relaciona el cerebro con cada una de las miles de partes anatómicas.

Los procesos metabólicos ya existen en el hombre y los médicos aun los siguen estudiando. Pudiera decirse que la salud o la vida en general sigue siendo un verdadero misterio para muchos científicos en la actualidad, más no para nosotros que hemos descubierto como el cuerpo humano funciona en su totalidad.

Los procesos biológicos se pueden conjuntar en tres grandes ramas desde nuestra perspectiva, Ciclo de Krebs (controla los procesos digestivos), Ciclo Circadiano (controla las procesos del pensamiento) y Ciclo Hormonal (controla los procesos metabólicos).