La salud es una condición de equilibrio y armonía del alma que se extiende por cada uno de los vehículos densos y sutiles del individuo. Como todo tiene un origen vibratorio y energético, antes de que se enferme el cuerpo primero se enferma el alma y después la mente. Por ello, en el proceso de sanación hay que ir a la causa y no al efecto de la enfermedad. En esto es más que útil la prospección u observación del aura de salud donde se puede captar  los estados vibratorios y energéticos ...  Leer todo el artículo (por Sixto Paz Wells).