Es inevitable volver a hablar de la gripe. Las urgencias de los hospitales están colapsadas y las bajas laborales hacen mella en todo tipo de empresas y organismos. En una semana, los casos de gripe se han duplicado, pasando de esta situación a esta otra en tan sólo siete días.

Las autoridades han confirmado lo que ya se anunció hace meses: la vacuna antigripal sirve de poco. Claro que ellos lo dicen de otra forma políticamente más correcta: “Este año [temporada 2014-2015] la vacuna tendrá un efecto protector «de bajo a moderado»”, según expertos del Laboratorio Nacional de Referencia de Gripe y de la Unidad de Virus Respiratorios del Instituto de Salud Carlos III.

Esto es lo que se reconoce oficialmente en el informe de vigilancia de la gripe en España respecto de la vacuna de la temporada pasada: “El efecto protector de la vacuna antigripal 2013-2014 ha sido sub-óptimo”. Leer todo el artículo