Autor: Yaiza Martínez.
Enlace a la Web

Científicos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) han demostrado por vez primera que la meditación puede ayudar a los enfermos de SIDA, ralentizando el proceso de deterioro de un tipo de células, las CD4-T, consideradas el “cerebro” del sistema inmunológico humano.